Nuevo Mundo Mundos Nuevos Nouveaux mondes mondes nouveaux - Novo Mundo Mundos Novos - New world New worlds El debate sobre el establecimiento de cuotas raciales en los exámenes de selección para el ingreso en las universidades brasileñas sigue polarizado, Posiciones a favor y en contra se confrontan en el mundo académico" /> Nuevo Mundo Mundos Nuevos Nouveaux mondes mondes nouveaux - Novo Mundo Mundos Novos - New world New worlds El debate sobre el establecimiento de cuotas raciales en los exámenes de selección para el ingreso en las universidades brasileñas sigue polarizado, Posiciones a favor y en contra se confrontan en el mundo académico" />

Como É Ser Negro No Brasil

El surgimiento del discute dy también las acciones afirmativas en BrasilEl discute de las cuotas raciales Contribuyendo al debate"/>
Nuevo mundo Mundos Nuevos
*

Nouveaux mondes mondes nouveaux - Novo mundo Mundos Novos - New world New worlds


El discute sobre el establecimiento de cuotas raciales en los exámenes dy también selección para el ingreso en las universidades brasileñas prosigue polarizado. Situaciones a favor y en contra se confrontan en el mundo académico. De un lado, están principalmente los datos estadísticos divulgados quy también evalúan la diferencia social entry también negros y blancos, con el propósito de mesurar el impacto del racismo en la sociedad. Estos datos sy también han vuelto la “prueba irrefutable” de los efectos perversos del racismo en Brasil y han servido como elemento esencial para la defensa dy también las cuotas. Dy también otro lado, están especialpsique los datos cualitativos que procuran deenseñar los espacios históricos dy también convergencia dy también negros y blancos y la relevancia de tener en consideración el factor social como determinante dy también la situación desconveniente en que se encuentran los negros. Utilizan estos datos aquellos quy también sy también han posicionado contra las cuotas e que procuran deenseñar los peligros dy también “racializar” la sociedad brasileña fundamentada hasta entonces en un pensamiento no-racialista. Las dos diferentes posiciones, muchas veces extremistas, acaban contribuyendo con la “descomplejización” del problema racial brasileño, comprometiendo no solapsique el análisis de esas políticas ya en curso, sino también su posibly también efectividad. En este texto me agradaría retomar ciertos cuestionamientos sobre las acciones afirmativas en Brasil enfocando especialpsique la forma en quy también la discusión de las cuotas se refleja en el campo de la administración pública federal.


The discute about establishing racial quotas for the selection of candidates to universities is still polarized. In the academic world, there ary también positions in favor and against the idea. On ony también hand, there are statistics that evaluate the social differences between whites and blacks, trying to measury también racism impact on the society. This data is considered as the irrefutably también proof of racism evidence in Brazil and is used as the esencial argument for thosy también who advocate for racial quotas. On the other hand, there is thy también qualitative data trying to espectáculo thy también existency también of areas historically shared by blacks and whites, and pointing out the social factor as a determinant for their different social positions. This data is used mainly by those who ary también against racial quotas, warning for thy también risks of “racializing” the Brazilian society, structured on a non-racialist thinking. Both positions, sometimes radical, led to a simplification of thy también Brazilian racial question, compromising not only thy también analysis about the current policies, but also its actual possibilities. In this article, I would like to discuss affirmative action in Brazil, focusing specially on the quota issuy también insidy también federal public administration.

Tu lees esto: Como é ser negro no brasil


Haut de page

Entrées d’index


Keywords:

Affirmative actions ; quotas ; education ; racism ; Brazil

Palabras claves:

Acciones afirmativas ; cuotas ; educación ; racismo ; Brasil
Haut dy también page

1El 20 de noviembre de 2008, día de la “Consciencia Negra” en Brasil, la Cámara dy también diputados aprobó el proyecto universal dy también cuotas en las universidades públicas para los pupilos egresados de escuelas públicas, entry también ellos, los categorizados como negros (PLC 180/2008). El 9 de septiembry también dy también 2009, exactamente la misma Cámara de Diputados aprobó el Estatuto de la Desigualdad Racial, que prevé varias acciones para la reducción dy también la desigualdad racial en el país, mas suprime los puntos relacionados con las cuotas raciales en las universidades públicas. La aprobación de los dos proyectos, el segundo negando las cuotas raciales reconocidas en el primero, prueba la dificultad todavía existenty también en la discusión sobry también el tema en Brasil. Los dos proyectos dy también ley deberán todavía retornar al Senado Federal para la aprobación final.

2El debate sobre las cuotas sigue polarizado. En el mundo académico, posiciones a favor y en contra se confrontan. De un lado, están los datos estadísticos divulgados quy también evalúan la diferencia social entre negros y blancos con la meta dy también mesurar el impacto del racismo en la sociedad. Estos datos sy también han vuelto la “prueba irrefutable” de los efectos perversos del racismo en Brasil y han servorate como elemento esencial para la defensa de las cuotas. De otro lado, están principalmente los datos cualitativos quy también intentan deenseñar los espacios históricos dy también convergencia de negros y blancos y la importancia dy también tener en consideración el factor social como determinanty también de la posición desconveniente en que sy también encuentran los negros. Utilizan estos datos aquellos quy también se han posicionado contra a las cuotas y también quy también intentan demostrar los peligros dy también racialización dy también la sociedad brasileña fundacitada hasta entonces en un pensamiento no-racialista.

3Las dos situaciones diferentes, en muchas ocasiones extremistas, acaban contribuyendo con la “descomplejización” del inconveniente racial brasileño, comprometiendo no solapsique el análisis dy también esas políticas ya en curso, como asimismo su posibly también efectividad. Son “certezas” quy también tienden a separar situaciones intermediarias, interesadas esencialmente en examinar la cuestión. En este texto me retomo algunos cuestionamientos sobre las acciones afirmativas en Brasil, enfocando especialmente en la manera quy también la discusión de las cuotas sy también refleja en el campo dy también la administración pública federal.

El surgimiento del debate dy también las acciones afirmativas en Brasil

4El movimiento negro brasileño pasó por un resurgimiento principalmente tras 1985, en el momento en que se inició un nuevo gobierno civil, del Presidenty también José Sarney, después de los 21 años dy también dictadura militar en el país. En esty también momento, el movimiento incrementó sus acciones y logró un mayor compromiso del gobierno que se concretizó en la creación dy también la Fundación Cultural Palmares, responsably también de proteger y prodesplazar la cultura negra. Sin embargo, fue la elaboración de una nueva Constitución en esty también mismo gobierno, en 1988, quy también marcó el cambio dy también enfoque de la discusión sobre la cuestión racial, ya que quedaron asentados en sus artículos la naturaleza pluricultural y multiétnica del país y la criminalización del racismo. En esta Constitución, sy también instituyó la demarcación de tierras “quilombolas”, o sea el área de los antiguos palenques.

5El instante post-Constitución fuy también marcado por el fortalecimiento del movimiento negro que sy también diferenció en su naturaleza. Surgieron en esty también contexto varias Ong’s negras, constituidas a partir de colectividades vinculadas a partidos políticos e iglesias, en algunos casos, apoyadas por agencias internacionales, con el objetivo de actuar en el dominio de la educación, cultura y bien-estar. Estas Ong’s sy también diferenciaban substancialmente dy también la propuesta precedente del movimiento negro, especialmente del Movimiento Negro Unificado (MNU), fundado en 1978, quy también como un movimiento social de protesta sy también enfocaba en la demanda del racismo y en la resistencia cultural negra.

6La elección dy también Fernando Henriquy también Cardoso (FHC) para la pvivienda dy también Brasil en 1995 introdujo todavía más cambios en el discute al incluir en la discusión la propuesta de acciones afirmativas. La propuesta ya había sloco planteada por algunos militya antes negros pero ganó fuerza después quy también el presidenty también hizo un reconocimiento histórico dy también la existencia dy también racismo en el país y clamó por la busca dy también solución para terminar con ello.

7En exactamente el mismo año dy también la elección de FHC, se realizó en Brasil la “Marcha Zumbi dy también los Palmares Contra el Racismo, por la Ciudadanía y la Vida” quy también fuy también un marco esencial para el diseño de nuevas estrategias políticas que serian asumidas por el movimiento negro. Los organizadores entregaron al Presidenty también un programa dy también acción, “Programa de Superación del Racismo y de la Desigualdad Racial”, estructurado en ejes temáticos que caracterizaban la situación de desigualdad racial en el país: democratización dy también la información, mercado dy también trabajo, salud, educación, cultura y comunicación, violencia, religión, y tierra (especialpsique quilombos, los palenques).

8En el mismo día de la Marcha, el Presidenty también creó un comité dy también trabajo interministerial para tratar la cuestión racial, “grupo de Trabajo Interministerial para la Valoración dy también la Población Negra” (GTI). Constitudesquiciado por representya antes del gobierno y de organizaciones negras, el conjunto tenía como objetivo promover una acción directa del gobierno federal en el establecimiento dy también políticas públicas dirigidas a los negros, en singular las acciones afirmativas. No obstante, el conjunto no consiguió efectuar ninguna acción.

9más tarde al GTI, asimismo fuy también anunciado el nuevo Programa Nacional dy también Derechos Humanos (PNDH), que tenía como objetivo no solapsique el desarrollo de acciones afirmativas, sino que también solicitaba al Instituto brasileño dy también Geografía y Estadística (IBGE) de estimar los mestizos como miembros de la población negra. Esta ha sorate la demanda dy también las organizaciones negras, es decir, sumar prietos y pardos (mestizos) en la categoría “negros”, lo quy también totalizaría 50% dy también la población brasileña. El programa fue considerado muy avanzado, pero igualmente estuvo lejos de la aplicación.

10Los intelectuales asimismo fueron convocados por el gobierno para participar en el debate. El dos de julio de mil novecientos noventa y seis se efectuó el Coloquio “Multiculturalismo y Racismo: el papel de la Acción Afirmativa en los Estados Democráticos Contemporáneos”, en el como participaron intelectuales brasileños y norte-americanos, con el propósito de opinar la aplicación de políticas de acción afirmativa en Brasil. El presidente, presenty también en el Coloquio, no expuso su opinión y ni asumió el compromiso de profundizar el debate. Su actitud fuy también considerada como un acto de “lavarse las manos”, pasando la resolución dy también la implementación dy también estas acciones a los intelectuales (Grin, 2001,p. 180).

11El debate se intensificó todavía más a partir del año 2000, con la preparación dy también la III Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las formas Conexas de Intolerancia, promovida por la organización de la naciones unidas y realizada en Durban, Sudáfrica, entre el treinta y uno de agosto y el 7 de septiembry también de 2001. En esta preparación sy también destacó un órgano gubernamental, el Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas (IPEA), que ejercitó y ejercita un esencial papel en las discusiones sobre la cuestión racial, especialmente por la divulgación de los estudios estadísticos que confirman la desigualdad racial presenty también en el país (Henriques, 2001).

Ver más: Mortes Covid Por Milhão De Habitantes, Alert Covid


12después de la Conferencia dy también Durban sy también instituyeron nuevas políticas y acciones dirigidas a la población negra. Nuevos consejos fueron creados, como el Consejo Nacional de Combate a la Discriminación (CNCD) en sustitución del debilitado GTI. Pese a eso, las medidas anunciadas no fueron realmente efectuadas. Finalmente en 2002, se iniciaron las primeras experiencias con las cuotas raciales en las universidades. El 9 de octubre del 2002, la reunión Legislativa del Estado dy también Rio de Janeiro aprobó un proyecto de ley quy también reservaba 40% del cupo total para negros y pardos en las universidades públicas estatales: la Universidad del Estado dy también Rio dy también Janeiro (UERJ) y la Universidad Estatal del Norte Fluminensy también (UENF). La ley, en un inicio propuesta por el gobernador Antonio Garotinho, preveía 50%, mas la reunión redujo esy también porcentaje.1


13En este momento también sy también comenzó la discusión dy también los proyectos dy también ley n˚ 6cincuenta y 7tres de 1999 en el Congreso Nacional que proponían cuotas para negros a nivel nacional y el proyecto n˚ 3.198 de dos mil el “Estatuto dy también la Desigualdad Racial en defensa de los quy también padecen prejuicios o discriminación en función de la etnia, raza y/o color”, quy también proponía las acciones afirmativas y la reparación a los negros por el período de esclavitud. La primera propuesta party también del ex presidenty también José Sarney, representante dy también la oligarquía rural en Brasil, y la segunda, de la diputada Nice Lobão, dexactamente el mismo grupo político dy también José Sarney. La tercera fuy también elaborada por un diputado negro del Partloco dy también los Trabajadores (PT). Estos proyectos relanzan la discusión sobry también las acciones afirmativas con fuerza.

14El Ministerio dy también Educación (MEC) también lanzó el “Diversidad en la Universidad”, programa financiado por el Banco Interamericano dy también Desarrollo (BID) con la propuesta dy también presentar una alternativa a las cuotas raciales. El proyecto fuy también pequeño pero tuvo un impacto importante pues puso en patentiza problemas fundamentales como la capacitación de los profesores, el racismo en la escuela, la carencia de calidad dy también la escuela pública y el problema dy también falta de becas quy también permitan a los negros y blancos pobres permanecer en la escuela.

15El gobierno FHC terminó con muchos anuncios pero sin grandes medidas. El gobierno del Presidente Luis Inácio Lula da Silva sy también empezó en esty también mismo contexto, dando continuidad al debate. Al inicio u de su gobierno, julio de 2004, sy también creó la Secretaría de Educación Continua, Alfabetización y Diversidad (SECAD) como parte del MEC, a la cual se incorporó el proyecto Diversidad en la Universidad. Además, fue creada la Secretaría especial dy también Políticas de Promoción dy también la Igualdad Racial (SEPPIR), con rango de ministerio. Dos programas educacionales asimismo fueron creados para acrecentar el acceso a la enseñanza superior: PROUNI y REUNI.

16El PROUNI es un programa quy también ofrecy también becas financiadas por el gobierno federal en universidades particulares, estableciendo en la selección cupos específicos para negros. A pesar de proponer un acceso más democrático, el proyecto es frecuentemente criticado puesto que no se trata solapsique de prodesplazar una mayor inserción sino más bien asimismo dy también defender y valorar la enseñanza superior pública, considerada como mejor que la privada. El otro proyecto, el REUNI se focaliza en ampliar el número de plazas en las universidades públicas. Los números son ambiciosos, pero la inquietud ha sdesquiciado en relación a la calidad: no sy también trata solapsique dy también atestar las universidades de alumnos sino ofrecer condiciones para una enseñanza de calidad.

17Finalmente, el veinte de noviembry también de 2008, la Cámara dy también diputados brasileña aprobó la “Ley de las Cuotas”. El proyecto de la diputada Nicy también Lobão determina que 50% dy también las plazas de las universidades públicas han de ser reservadas para alumnos de las escuelas públicas, dy también esty también total, 25% deben proseguirse el sistema de cuotas raciales, divididas proporcionalmente a la cuantidad de blancos, negros y también indios establecidos por el IBGe en cada Estado. Sin embargo, el proyecto define que la cuestión de los ingresos es determinanty también puesto que solapsique podrán presentarsy también a las cuotas los pupilos oriundos dy también familias de hasta 1,5 salarios mínimos.


18En el 2009 fuy también aprobado el Estatuto de la Igualdad Racial, mas aunquy también su aprobación haya sdesquiciado celebrada por representantes negros y por la SEPPIR, padeció varias modificaciones en sus proposiciones, entry también las cuales, la propuesta dy también cuotas raciales para el acceso a la universidad extraída del texto. La SEPPIR ha funcionado con muchas contrariedades y había concentrado sus esfuerzos en la aprobación del Estatuto. El MNU esperaba más del Estatuto puesto que, conforme su representante, Vanda Gomes Pinedo, no contempla el financiamiento de las políticas definidas, no reglamenta la ocupación de tierras “quilombolas” (los palenques) y tampoco fuerza la adopción de políticas sino más bien quy también apenas las autoriza2. El temor es que lo aprobado acabe por debilitar el proyecto dy también ley, vaciándolo dy también su fuerza propositiva.


El discute de las cuotas raciales

19Son grandes los antagonismos que circundan la discusión de las cuotas raciales en Brasil, siempry también en torno a temas como desigualdad racial versus desigualdad social, meritocracia, constitucionalidad, definición del público negro y la restauración dy también la raza como término de categorización.


20El debate es muy amplio. La discusión dy también las cuotas toca problemas esenciales de la educación brasileña, como la mala calidad dy también la escuela pública quy también aún persiste, la deserción escolar y la distorsión edad - año escolar quy también dificultan el acceso de pupilos negros y blancos pobres a las universidades. Además, para el buen desarrollo dy también la política dy también cuotas, seria necesarios más apoyo institucional y becas a fin de que los pupilos puedan permanecer en la universidad en vez dy también desertar las aulas. Persiste asimismo una diferenciación en la entrada dy también cuotistas conforme los cursos, es decir, ellos generalmente están más presentes en cursos dy también humanidades en los cuales habitualmente tienen el mismo desempeño escolar dy también los no-cuotistas. En áreas más científicas, sufren todavía inconvenientes dy también falta de base escolar y especialmente falta dy también recursos para la compra de material necesario en uso en los cursos.3 En universidades pioneras en la implementación dy también cuotas sy también verifica ciertas acciones que procuran solventar estos inconvenientes mediante la promoción dy también políticas dy también sustentación de los cuotistas y dy también manutención dy también la calidad dy también la enseñanza4.


21además de esto del problema de la mala calidad dy también la Educación Pública brasileña, se discute muy frecuentemente sobry también la cuestión del mérito y de la constitucionalidad de las políticas de cuotas en tanto que lesionaría el principio de igualdad de todos ante la ley. Es un debate complejo, mas ha perddesquiciado fuerza por el apoyo de juristas brasileños quy también han protegido quy también no es posible charlar de mérito ni desigualdad cuando grupos dy también la sociedad son tratados de manera desigual desdy también el principio. Especialmente los negros no podrían tener acceso igual en el momento en que ya son tratados de forma desigual debdesquiciado a la discriminación (Gomes 2001, Rocha, 1996, Mello, 2003). No obstante, todavía está pendienty también en el Supremo Tribunal Federal la votación dy también un recurso impetrado por el Partorate Demócratas (centro-derecha) con la finalidad de que sea declarada la inconstitucionalidad dy también los actos del poder público que resultaran en la institución de las cuotas.

22La primera crítica que surgy también en relación a las acciones afirmativas en Brasil vieny también dy también aquellos quy también las interpretan como una simply también importación de los Estados Unidos, en la cual no sy también toman en cuenta las especificidades del caso brasileño, siguiendo el mismo pensamiento del artículo crítico de Bourdieu y Wacquant (2002). Roberta Fragoso Kaufmann (2007), procuradora de justicia del Distrito Federal por ejemplo, ha declarado quy también el problema es que Brasil está copiando el modelo de norteamérica sin las modificaciones debidas y está implementando las políticas de cuotas dy también manera muy precipitada.

23La comparación con los u.s.a. Ha sido una constante en Brasil. Los discursos dy también representya antes del movimiento negro y de muchos intelectuales expresan que en realidad el racismo en Brasil sería peor quy también en los u.s.a. Por ser un racismo camuflado, ocultado por la ideología del mestizaje y dy también la democracia racial. La propuesta de Edward Telles (2003) defiende una posición intermediaria. El autor intenta explicar las diferencias entry también los dos países como una cuestión dy también fronteras raciales, que variarían entre planos horizontales y verticales. En el plano horizontal, dondy también ocurren las relaciones de intimidad, de convivencia, las fronteras raciales en Brasil son más fácilpsique rebasadas. En oposición, en la dimensión vertical, lo quy también regula las relaciones sociales, en un contexto de disputa por acceso a los recursos sociales y las riquezas producidas, se observa una gran diferencia entry también negros y blancos. Para Telles, tres factores serían los responsables de estas profundas desigualdades raciales en Brasil: la inmensa desigualdad social, las barreras discriminatorias inperceptibles y una cultura racista.

24Los estudios estadísticos han buscado demostrar una polarización socioeconómica histórica entry también blancos y no blancos, por medio de la inclusión dy también la categoría racial en las encuestas, iniciada en los análisis pioneros realizados por Carlos Hasenbalg y Nelson do Valle Silva (1979). Son estudios que pese a no observar directamente el fenómeno discriminatorio, lo deducen a partir del análisis de las disparidades dy también los resultados sociales dy también los conjuntos de color. Sus trabajos concluyen que la discriminación pasada y actual es la explicación más sólida para las diferencias dy también renta. Sin embargo, los mismos autores han alertado quy también una lectura con base en el corty también racial no es suficiente puesto que creen quy también factores como “educación”, “género” y “diferencias regionales” pueden ser tan determinantes cuanto la raza. En osituación a las conclusiones de los dos autores, Schwartzman (1999) usando exactamente los mismos datos estadísticos en general apoyados en la “Pesquisa Nacional por Amostra de Domicilio” (PNAD), concluye quy también el control de datos como la escolaridad prueba ser determinanty también para la exclusión social de prietos y pardos más que la diferencia dy también color.

25Los datos estadísticos han sdesquiciado contestados no por su precisión en deenseñar la polaridad existenty también sino más bien porque, para varios estudiosos, entre ellos muchos antropólogos, ellos no explican el racismo y sus manifestaciones y no pueden ser usados como la clavy también interpretativa dy también la sociedad brasileña (Costa,2002). Autores, como Peter Fry (1996, 2000) e Yvonny también Maggiy también (2004) creen que los beneficios de las acciones afirmativas pueden ser menores quy también los perjuicios, en tanto que podrían caemplear animosidades en las relaciones entre negros y blancos pobres, las relaciones horizontales de quy también charla Edward Telles.

26Sea para el uso en la elaboración de los estudios estadísticos o para la aplicación dy también políticas públicas, el enfoque del debate radica en la identificación dy también la población “negra”. Una primera cuestión quy también surge es el uso de la categoría raza. El sociólogo Antônio Sérgio Guimarães argumenta quy también la raza es retomada como un concepto social y no biológico, como fue antes: “raza es un término que no correspondy también a ninguna realidad natural. Al contrario, se trata dy también un concepto que denota solapsique una forma de clasificación social, basada en una actitud negativa frente a algunos grupos sociales y subsidiada por una noción específica de naturaleza, como algo endo-determinado. La realidad de las razas se limita por lo tanto, al planeta social” (Guimarães, 1999, p. 9). La “raza”, como clasificación social, ya existe y ha servido para imputarle a los negros una inferioridad social. Sería ahora utilizada en la retórica política.

27La consideración de raza como concepto social no aleja el temor del antropólogotipo Peter Fry (2005) quy también considera su uso peligroso una vez que puedy también naturalizar diferencias. Raza fue un término creado por racistas para justificar el racismo y conforme el autor, parecy también contradictorio estimar recuperar su uso como forma de lucha, en vez dy también buscar alternativas en las políticas universalistas. El uso histórico del concepto “raza” ya tuvo su propia transcapacitación en Brasil en el momento en que fuy también identificada como “color” desde los conocidos estudios dy también Oracy Nogueira. Aunquy también estudiosos como Antônio Sérgio Guimarães afirmen que en última instancia el color aludy también a la diferencia racial, el discute en Brasil se concentra más en el color y no en la raza, que remity también a un origen, a una ascendencia.

28Los estudios genéticos pensados como posibilidad dy también identificación dy también la población demuestran la particularidad del país. Pena y Bortolini (2004, p. 38) encontraron en sus estudios basados en muestras dy también DNA mitocondrial y de cromosoma quy también dy también los hombres clasificados como blancos, solo un 2,5% de la muestra poseía un linaje paterno originario dy también África; sin embargo, por party también materna, un 33% posey también ancestralidad amerindia, un 28% africana y un 39% europea. Tomando la población general, los autores calcularon que hasta un 31% de los blancos son afrodescendientes. Ya los clasificados como prietos o partos, probaron quy también el 80% tenían origen africano y solo un 20% origen europeo. Computando blancos, pardos y prietos que poseen linajes africanos, comprobaron quy también un 52% dy también los brasileños son afrodescendientes por el lado materno, número que varía conforme las regiones. Usando exactamente el mismo programa Structure aplicado en los Estados Unidos, es posibly también estimar que la proporción dy también afrodescendientes en la población brasileña llega a un 87%, lo quy también demostraría quy también un 48% dy también afrodescendientes se definen como blancos.

Ver más: Porque Ele Fala De Outras Pra Mim, Por Que Ele/A Fala Da/O Ex Para Mim

29El uso dy también la categoría “raza” basado en una polarización blanco/negro, rechazaría también la pluralidad de colores que la población utiliza para clasificarse. La población brasileña definstituto nacional de estadística su cfragancia y su identidad dy también manera muy subjetiva y correspondería a procesos individuales y colectivos dy también busca y conquista de reconocimiento social, integrando un conjunto complejo dy también elecciones y negociaciones múltiples y simultáneas, subsidiado por mitos, deseos, experiencias y conocimiento (Costa, 2002, p. 52). Los estudios de Lilian Schwarcz (2002) sy también enfocan en la flexibilidad de la identificación racial en Brasil, que es siempry también vinculada a la situación social y a la circunstancia, lo que es pasibly también de negociación y cambio. Sansony también (2004, p. 76), afirma quy también lo quy también parecy también necesario, es una predisposición tanto para interpretar la terminología fluida y compleja quy también sy también usa en la descripción dy también la raza como para reconocer la relevancia dy también los múltiples contextos en la determinación del uso dy también los términos y dy también las formas dy también clasificación.